El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

GUIA DE AYUDA A LA FAMILIA

Una ayuda importante en el proceso terapéutico es la participación de las personas más cercanas al adicto

¿Qué puedo hacer si no acepta que es adicto?

1.- La negación y la evasión: El adicto sabe, en su interior, que tiene un problema, sin embargo, la enfermedad se refleja en la negación, la evasión y la minimización de la seriedad de sus problemas, debido a que el tener que enfrentarse a ello les produce temor. Sea paciente, para él o ella la adicción es una salida a los problemas que presenta en la vida. Suena paradójico, pero SOLO RENUNCIARÁ A LA ENFERMEDAD CUANDO VEA QUE HAY UNA MEJOR MANERA DE ENFRENTARSE A LA VIDA.

2.- Utilice afirmaciones en primera persona: Exprésele su preocupación por su problema a usando afirmaciones en primera persona, no discuta por si debe o no preocuparse, usted tiene derecho a preocuparse así como a enfadarse.

3.- No culpe: Trate de aceptar que su familiar tiene un problema que no puede controlar fácilmente. La adicción es una enfermedad que no tiene culpables.

4.- Autocuidado: Usted requiere de ayuda profesional, al recibirla se dará cuenta de la seriedad del problema, póngase en contacto con nosotros, contamos con un grupo de apoyo para familiares de adictos.

5.- Tenga disponibilidad para hablar: Escuche con paciencia, no presione, cuestione o interrogue a la persona que padece una adicción, muéstrele empatía y apoyo. Una manera de ayudar a salir del problema de la evasión consiste en que identifique las pérdidas en sus relaciones con amigos, padres, pareja, o en las áreas académicas, sociales, laborales, económicas y físicas. No olvide que la adicción mantiene a su familiar SIN CONTACTO CON SUS SENTIMIENTOS Y PENSAMIENTOS respecto de las áreas de su vida.

6.- Afronte el problema con orientación profesional: La adicción generalmente es un problema de difícil detección, especialmente en las etapas iniciales. Si tiene sospecha de que un familiar pueda sufrir de adicción, busque información sobre ello. Lo más eficaz es que los familiares muestren actitud firme, segura y sobre todo que estén convencidos de la magnitud del problema y acudan a un cuerpo de profesionales.

¿COMO PODEMOS AYUDARLE?

No está solo, nuestro equipo terapéutico pone a su disposición su amplia experiencia en el campo de la adicción para orientarle y ayudarle a detectar esta enfermedad  y a facilitarle la atención integral necesaria para su tratamiento.

Como guía para aclarar las dudas sobre si la adicción está afectando su vida y la de las personas que lo rodean, planteamos las siguientes señales para reconocer a una persona que consume drogas:

·         Pierde el interés por cosas que antes le interesaban

·         Se vuelve poco comunicativo e introvertido

·         Pierde la autoestima

·         Se vuelve agresivo

·         Pierde peso

·         Entra en auto lástima

·         Miente, manipula, engaña

·         Le molesta cuando hablan del tema

·         Tiene culpa después de la famosa “farra”

Pregúntese constantemente si la persona que se presume que consume drogas:

·         ¿Se ha aislado de las personas que quiere?

·         ¿Pierde el control de la cantidad de drogas que consume?

·         ¿Se siente con regularidad triste, molesto o se enfada fácilmente?

·         Se siente desmotivado, sin esperanza y con ideas tales como el poco o nulo valor que tiene la vida para usted?

·         ¿Ha pensado en quitarse la vida o lo ha intentado ya?

·         ¿Su consumo frecuente lo ha llevado a un deterioro social, laboral, familiar, etc.?

Si se ha visto reflejado en uno o más de estos indicadores, no dude en pedir información, recuerde LA DISTANCIA ENTRE LO BUENO Y LO MALO ESTÁ A… 12 PASOS

LA ADICCIÓN

La adicción ha sido y sigue siendo una de las preocupaciones más importantes de nuestro país, no solo son un problema de salud pública sino también familiar social, laboral y legal: la adicción no solo afecta a quien la padece sino a todas las personas en su entorno.

A pesar de que desde hace muchos años la adicción ha sido definida como enfermedad por la OMS, muchas personas siguen creyendo que se debe a un hábito o a un vicio, por ese motivo sigue siendo estigmatizada y desafortunadamente tanto la persona adicta como las personas que la rodean evitan hablar de problemas por temor al juicio de los demás o que piensan que en realidad no tiene solución.

La adicción a las drogas no tiene un solo origen, es un fenómeno multicasual que puede presentarse en cualquier persona sin respetar raza, religión, sexo, ni condición económica, familiar o social.

Hemos de ser conscientes de que ni la voluntad del paciente ni la presión de los familiares van a resolver el problema. Sólo un tratamiento profesional adecuado podrá abordar la situación y lograr la recuperación del paciente.

DEPENDENCIA A DROGAS

Es una enfermedad caracterizada por un patrón desadaptativo de  consumo de una o más drogas (naturales o químicas) que lleva un malestar significativo en todas las áreas de la vida. La persona que presenta dependencia a la droga, conforme pasa el tiempo continúa con su consumo, va obteniendo un efecto cada vez menor ya que empieza a desarrollar tolerancia y a tener la necesidad de consumir cantidades cada vez mayores.

La dependencia a drogas puede acompañarse de estados de depresión cada vez más recurrentes, la negación, el autoengaño. Respecto a las consecuencias destructivas de la dependencia a drogas son mecanismos mentales característicos de esta enfermedad.